Alima: ¿si digo "Jonarano, marrano, lavate el ano" saldrá publicado? v: 1, c: 14
12joneos

Un niño se deshace de seis peluches para reducir los gastos de su empresa imaginaria

Su juego favorito consiste en situar a sus peluches delante del ordenador del padre, junto al teléfono y en otros puntos estratégicos, paseándose luego altivamente mientras controla cómo trabajan. Ha llegado incluso a exigir informes trimestrales y no duda en arrancar los ojos a los muñecos para incentivar su productividad.

no hay comentarios carisma: 139 usuarios: 11  anónimos: 1  negativos: 0  twitter  facebook
categoría: humor etiquetas: infancia, humor, empresas, tonterias clics: 1 visitas: 71