TiM-sXXI-DuNCaN: Entrar a Menéame antes que a Jonéame, ¡golpe de remo! v: 1, c: 22